E-mail a Friend

Atacar el cáncer desde la raíz

El glioblastoma es el mas agresivo de tumor cerebral y deriva de las células que apoyan las neuronas en el cerebro. Estos tumores generalmente crecen de manera rápida y tienen acceso a un extenso suministro de sangre, que les ayuda a crecer más y a invadir otras áreas del cerebro. El grado de malignidad más alto también conlleva al riesgo más alto de recurrencia. La terapia actual para este tipo de tumor incluye cirugía seguida de quimioterapia y radioterapia combinadas. Esta terapia ha aumentado significativamente la supervivencia general de los pacientes, pero muchos de estos tumores recurren en última instancia.

Un enfoque de nuestra investigación es atacar una población pequeña de células dentro del tumor conocida como células madre cancerosas o células que inician el tumor. Datos experimentales recientes sugieren que estas células pueden en realidad ser la fuerza que impulsa al tumor y ser responsables de la invasión del tumor en el cerebro normal, haciendo que la resección quirúrgica completa sea difícil. Las células madre cancerosas generalmente son resistentes tanto a la radiación como a la quimioterapia y, por lo tanto, pueden ser responsables de que el tumor vuelva a crecer luego del tratamiento. Una analogía sería que las células madre cancerosas son como las raíces de una maleza. Se debe quitar no sólo la maleza sino también sus raíces para evitar que esta vuelva a crecer.

De modo similar, las células madre cancerosas deben ser atacadas y eliminadas con éxito para evitar la recurrencia del tumor. Con el consentimiento del paciente para usar estas muestras del tumor, nuestro laboratorio ahora ha establecido varias líneas de células madre cancerosas derivadas de pacientes. Para encontrar nuevas maneras de atacar estas células, es necesario comprender el comportamiento de las células madre tumorales y cómo sobreviven a la quimioterapia y radioterapia. Al usar estas líneas de células, podemos evaluar la capacidad de los reactivos terapéuticos de directamente matar estas células o sensibilizarlas a regímenes de tratamiento actuales.

Existen más de mil fármacos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration, FDA), pero muy pocos están aprobados para el tratamiento de tumores cerebrales. Podemos evaluar el potencial de readaptar estos fármacos como también los fármacos nuevos y compuestos naturales para atacar las células madre cancerosas.

Nuestro objetivo principal es desarrollar un enfoque terapéutico personalizado dado que los tumores, a pesar de que se diagnostican histológicamente como el mismo tipo de tumor, muestran diferencias en su perfil molecular y genético. La información sobre cómo las células madre cancerosas derivadas de pacientes responden a nuestros fármacos probados junto con datos genéticos importantes nos ayudará a alcanzar esta meta.

E-mail a Friend